Motores

Motores – Móviles / Estacionarios

El lubricante es la sangre que corre por los motores, y permite el funcionamiento óptimo de los engranajes, los pistones, las bombas, los ejes y otras partes y componentes de los motores.

El lubricante contaminado, los aditivos agotados, la acidez, la viscosidad inadecuada, la oxidación del lubricante y la formación de barniz pueden dañar severamente su maquinaria. Las esquirlas metálicas en el motor pueden ser una advertencia de que se debe drenar el lubricante o cambiar un componente.

Un programa de análisis periódico de ensayos permitirá prevenir estos problemas al detectarlos antes que ocurran. Para poder identificar que los límites elementales y operativos no se excedan, y que cada parte del equipamiento se mantenga en una condición operativa NORMAL en un ambiente determinado, deberá planificar un itinerario de mantenimiento acorde y así prevendrá las fallas y reducirá el tiempo de inactividad.

Control de las condiciones

Un programa de análisis periódico de ensayos permitirá prevenir estos problemas al detectarlos antes que ocurran. Para poder identificar que los límites elementales y operativos no se excedan, y que cada parte del equipamiento se mantenga en una condición operativa NORMAL en un ambiente determinado, deberá planificar un itinerario de mantenimiento acorde y así prevendrá las fallas y reducirá el tiempo de inactividad.

Pero esto solo podrá lograrse por medio del conocimiento amplio de la historia operativa de la máquina, que solo un programa periódico de análisis de lubricantes puede proporcionarle.

Pero esto solo podrá lograrse por medio del conocimiento amplio de la historia operativa de la máquina, que solo un programa periódico de análisis de lubricantes puede proporcionarle.

Póngase en contacto con nosotros para más información.


Volver a la página principal