Cajas de engranajes

Las fallas en las cajas de engranajes y las transmisiones tienen un costo de reparación muy alto. Al estar interconectadas con otros componentes internos y externos de la maquinaria, una caja de engranajes defectuosa puede disminuir considerablemente los tiempos de operación o detener la producción. Del mismo modo, un camión o autobús con una transmisión o diferencial con defectos puede provocar daños irreparables en su equipamiento.

Las cajas de engranajes más complejas pueden tener cientos de engranajes y ejes interconectados rotando a alta velocidad, lo que los expone constantemente a la fricción y el calor.

El propósito del aceite lubricante es rellenar los huecos para evitar la fricción y el desgaste entre los engranajes. Por los siguientes motivos es que se recomienda un programa periódico de análisis para el control de la condición del lubricante de la caja de engranajes:

En este contexto, el testeo del lubricante de la caja de engranajes le permitirá la detección de problemas potenciales antes de que impacten en otros componentes y se conviertan en un problema serio para todo el equipamiento.

Para más información, lea nuestro boletín de septiembre 2012.

Póngase en contacto con nosotros para más información.


Volver a la página principal